Producción en Chile

El litio es un elemento fundamental para un futuro sustentable gracias a los usos que tiene en diferentes industrias y al rol que juega en los avances tecnológicos a nivel mundial.

Actualmente sus usos incluyen las energías renovables -en la fabricación de baterías para almacenamiento eléctrico de energía solar- y en la implementación de redes eléctricas inteligentes, fundamentales para el desarrollo de las ciudades del futuro. Por otra parte, en el área de la salud tiene usos en nuevos elementos farmacéuticos activos y agro-componentes.

El litio además, juega un rol esencial en el desarrollo de las nuevas tendencias de las telecomunicaciones como son la miniaturización de aparatos electrónicos –baterías para celulares y tablets- y el crecimiento exponencial de la electromovilidad, ya que es el material fundamental para la elaboración de las baterías de autos eléctricos.

La industria de los vehículos eléctricos, que funcionan con baterías de ion de litio, representa un gran potencial de desarrollo para el mercado del litio. Se trata de una necesidad inminente de las grandes ciudades del mundo por reducir la contaminación y las emisiones de gases de efecto invernadero asociado al uso del automóvil. 

Se estima que para 2016 habrá un millón de vehículos eléctricos circulando en el mundo, una cifra que dobla a la cantidad que existe actualmente. En este sentido, se proyecta que para el año 2016 se requerirán unas 15 mil toneladas de carbonato de litio.

Toda la tecnología, I+D y patentes que Albemarle ha desarrollado a nivel mundial se aplican en los procesos de producción en Chile, agregando valor a la salmuera que extraemos del Salar de Atacama en nuestras dos plantas.

Actualmente, Albemarle produce en Chile Carbonato de litio, Carbonato de litio (grado batería), Cloruro de litio, Cloruro de potasio y Cloruro de magnesio, los que se venden en todo el mundo para la elaboración de otros productos que permiten asegurar tecnologías sostenibles para el futuro.